• Zugarramurdi – Urdax – Dantzarinea – Ainhoa (2017)
  • author/s : Davide Agostino Zampone, Riccardo la Vecchia, Albert Martínez Martín, Isidro Salas Fornons
  • location : Zugarramurdi, Urdax, Dantzarinea, Ainhoa
  • download full pdf brief

El enunciado del trabajo que se expone a continuación, pide realizar un análisis territorial mediante capas previamente establecidas: límites administrativos, topografía, infraestructuras… En este caso los objetos de estudio son Zugarramurdi, Dantxarinea y Ainhoa. Al que se les ha acabado añadiendo, en una fase muy temprana del análisis, Urdax, debido a su importancia administrativa. Por lo tanto, nuestro ejercicio empieza replanteando el propio enunciado y añadiendo a la ecuación una población más.

El territorio de este trozo de frontera está compuesto por: en la parte española, Zugarramurdi y Urdax, en la parte transfronteriza, Dantxarinea y en la parte francesa, Ainhoa.

Es una zona con una topografía creciente hacia el sud. Zugarramurdi se sitúa a los pies de la montaña, Urdax entre valles y Dantxarinea y Ainhoa en la zona más plana situada al norte del dibujo.

En lo que a infraestructuras se refiere es un espacio en el que el río Ugarana y la N-121-B cruzan y conectan verticalmente los pueblos de Ainhoa con Urdax, pasando por Dantxarinea, y dejando así, a Zugarramurdi en una posición más apartada. En esta parte del estudio se descubre un brancal del camino de Santiago que dará origen al territorio.

El estudio de las edificaciones nos evidencia que Ainhoa es un pueblo denso y lineal surgido a través del camino de Santiago, Urdax se forma de manera agrupada pero poco densa y Zugarramurdi se presenta como un cruce de caminos de densidad intermedia.

Estudiando sus elementos patrimoniales y característicos se descubre que el origen de este territorio es un antiguo hospital que servía a los peregrinos del camino de Santiago. En el s.IX es rehabilitado y ampliado a monasterio y con él, se funda el pueblo de Urdax. En el siglo XII y a modo de espejo, al otro lado de la frontera aparecerá la iglesia de Ainhoa que dará origen al pueblo. Con el paso del tiempo, el abad de Urdax descubre quince casas al oeste, éste es el inicio de Zugarramurdi. El abad de Urdax las incorpora a su monasterio haciéndoles pagar tributos. Sin embargo, posteriormente los habitantes de Zugarramurdi se independizarán de Urdax y acabarán construyendo su propia iglesia en el siglo XVI.

Haciendo un zoom más alejado en el territorio y juntando el análisis de elementos patrimoniales e infraestructuras, se descubre que existe una conexión entre todos estos pueblos y el francés Sara. Con la existencia de las cuevas naturales, que se forman a ambas partes de la frontera, y la propia frontera, aparecen unos caminos alternativos que la cruzan y que permiten el contrabando entre todos estos pueblos. Este contrabando traerá prosperidad al territorio y hoy día, aún es recordado en las fiestas patronales, realizando carreras en homenaje a esos tiempos. Además, estos caminos alternativos se han convertido en símbolo identitario y son recorridos por excursionistas. Todos estos pueblos forman el territorio Xareta ya que comparten tanto tradiciones como fauna y flora.

En lo que respecta a Dantxarinea, mientras el contrabando descendía, ésta población aparece en el límite de la frontera y es fundada por un sólo hombre. Hoy en día, junto a Landibar forman un conjunto de centros comerciales y gasolineras que abastecen a más de dos millones de personas al año, concentrando así toda esa actividad económica que movía el contrabando.

Por lo tanto, el esquema que queda del territorio después de haber realizado el estudio, es un esquema en el que al norte queda Ainhoa, una población que concentra los elementos que construyen pueblo (Iglesia, frontón, cementerio, ayuntamiento y colegio) en el mismo pueblo y prácticamente, concentrados en el mismo lugar. En una posición intermedia los centros comerciales de Dantxarinea y Landibar, de carácter e importancia transfronteriza.

Al sud del territorio y entre valles, Urdax. Un pueblo en el que los elementos que lo conforman se dispersan. La plaza se sitúa al lado del monasterio, puesto que, a diferencia de Ainhoa, tanto el frontón como el cementerio se separan del pueblo y el ayuntamiento, aún quedando dentro, se separa de la propia plaza. Al oeste del plano, queda Zugarramurdi con una condición de satélite debido a la distancia en que se encuentra de Urdax. Un pueblo que presenta una forma peculiar ya que concentra la iglesia y el ayuntamiento en el centro, pero que apenas genera plaza. La cueva de Zugarramurdi pasa a convertirse en su plaza ya que es allí donde se realizan las principales actividades de fiesta y reunión. El cementerio y el frontón se colocan también en la zona más alejada del pueblo, como sucede en Urdax.

Finalmente, a modo de nexo, aparece el barrio de Leorlaz situado a medio camino entre Urdax y Zugarramurdi y que gracias al colegio que posee, el frontón y la cercanía a las grutas de Ikaburu servirá de unión entre ambos. Éste es, sin duda, un barrio con interesante potencial.